Acoso Digital

Es un tipo de acoso que se produce entre menores en el que se usa el mundo digital para hacer daño a la víctima de forma continuada a través de la red, móvil, videojuegos u otras tecnologías de este tipo. Entre las acciones que se utilizan están las amenazas, intimidaciones, insultos, chantajes, humillaciones, vacíos digitales, daños de las reputaciones de las víctimas… 

- Baja autoestima

- Falsa sensación de anonimato

- Sensación de impunidad

- Presión de grupo

- Deseo de venganza


Estas son algunas de las diferencias respecto al acoso físico:

- El acoso te acompaña sin descanso, 24 horas al día, los siete días de la semana.

- La humillación se prolonga en el tiempo (videos, fotos, comentarios online) y tiene un público mucho mayor.

- Muchas veces, el no saber quienes son los acosadores enfatiza la vulnerabilidad y el sufrimiento de la víctima.

- El desconocimiento de las consecuencias legales de los actos de las personas acosadoras acentúa la sensación de poder sobre la víctima.

- Al darse a través de internet, es más difícil para los adultos darse cuenta de lo que está pasando y puede durar mucho más hasta ser detectado.

Debido a sus características, el acoso digital deja unas secuelas psicológicas más grandes que el acoso físico, lleva a que las personas que lo sufren presenten mayor confusión y sufrimiento, provocando que el grado de ansiedad y angustia sea mucho mayor.

En el 97% de los casos, la gravedad del ciberbullying es media o alta, produciendo un descenso del rendimiento escolar o ausencias en el caso de los adolescentes. El caso de los niños se somatiza: dolores continuados de cabeza, estómago o enfermedad. También es común sufrir cambios de humor, trastornos del sueño, trastornos en la alimentación, depresión o aislamiento y puede derivar en comportamientos autodestructivos: drogas, alcohol, relaciones tóxicas, autolesiones…

Casi la mitad de los agresores fueron amigos/as de la víctima.

Mobirise

Ante amenazas, intimidaciones, insultos, chantajes, humillaciones, daños de tu reputación…

No pases por ello, toma el control

Cómo prevenir el Ciberbullying

Quizás pienses que, por estar al otro lado de la red, estás totalmente seguro y libre de peligros.
Pero en realidad no es así.
Por eso, mantente vigilante ante cualquier situación que se salga fuera de lo normal.
Además, aquí tienes una serie de consejos prácticos para protegerte frente al acoso digital:

  1. Cuidado con los datos personales propios y de otras personas.   Evita publicar datos o fotografías tuyas, y de otras personas sin su consentimiento, sean menores o mayores de edad, por ejemplo, a través de comentarios en redes sociales.
  2. Evita las bromas a través de internet.
  3. Si observas que alguien es acosado en la red, intenta ayudarle y ponerte en su lugar. Utiliza las herramientas disponibles en todas las redes sociales y juegos online para denunciar comentarios y usuarios y para bloquear usuarios. Mándale mensajes de apoyo, es tu responsabilidad ayudar y puedes hacerlo sin ponerte en riesgo.
  4. Evita las provocaciones. En ocasiones es difícil, pero lo mejor es no contestar. Eso se debe a que las personas acosadoras se crecen ante las respuestas del acosado. No contestes, bloquea y denuncia.
  5. Si eres víctima de un caso de acoso o amenazas graves, solicita ayuda. Guarda las pruebas (mensajes, haz capturas de pantalla…) porque las necesitarás en caso de denunciarlo ante la policía. 
  6. Utiliza las opciones de privacidad en las redes sociales y protege tus cuentas, también en los juegos online.
  7. Pide ayuda. Tanto si eres menor de edad como si ya eres adulto, es importante recurrir a alguien de confianza y también a alguien profesional de estos temas.
  8. Evita acceder a las redes sociales o comunidades online en las que eres acosado. Además, reconfigura las opciones de privacidad para hacerlas más estrictas. 
  9. Si las amenazas llegan directamente a través del móvil, cambia de número si es necesario
  10. Evita dar información en Internet sobre ti a gente desconocida. De esa forma, tu acosador tendrá más fuerza para atacarte. Para ello, elimina de tu lista de contactos en redes sociales a aquellos que no conoces o no confías. 
  11. Revisa que tu ordenador no esté siendo espiado y cambia las claves de acceso a los servicios online que utilizas.
  12. Informa a tus contactos de que no quieres que distribuyan información o fotos tuyas en sitios públicos para que tus acosadores no recaben información sobre ti.
  13. Investiga sobre lo que se dice de ti en internet. Recopila pruebas del acoso durante todo el tiempo que este se produzca. Y si conoces la identidad real de los acosadores, mejor. Esto será útil en caso de una denuncia posterior.
  14. Informa tranquilamente a tu acosador de que no te sientes cómodo con esta situación y que quieres que pare. No señales directamente con el dedo, pero asegúrate de que los implicados se enteran.
  15. Si el acaso se prolonga, indícales que esta situación es denunciable y que así lo harás si continúa. El 61% de las víctimas se enfrenta sus acosadores.

Concienciando desde las aulas


Desde Fundación Vital hemos puesto en marcha un programa de educación digital dirigido a los centros educativos alaveses. ‘Toma el control’ servirá para que el alumnado, sus familiares y el profesorado reciban una sesión que les ponga en aviso sobre las principales amenazas que nos encontramos hoy en la red. También servirá para conocer formas para prevenirlas y darle la vuelta a la situación. 

Toma el control sobre...

Mobirise

Violencia

Violencia en la pareja a través del control en el mundo digital.

Mobirise

Sexting

Intercambio de mensajes o contenido de tipo sexual.

Mobirise

Grooming

Acercamiento sexual de adultos hacia menores.

Mobirise

Acoso digital

Acoso de forma continuada a través de la red.

Mobirise

Otras amenazas

Sobreexposición, haters, trolls, linchamiento, suplantación de identidad, reputación, seinformación....

© Copyright 2019 Fundación Vital Fundazioa