Grooming

Es el acercamiento de carácter sexual de adultos hacia menores. En algunos casos, pueden acabar en encuentros reales con abuso sexual y también en explotación y prostitución infantil. En otros casos, los pederastas buscan material pornográfico.

Haciéndose pasar por niños o adolescentes de su edad y fingiendo ser otras personas, crean perfiles falsos en redes sociales o juegos online. El groomer o pederasta se adapta a los gustos del menor para entrar en su círculo. Se muestra simpático y cariñoso hasta conseguir lo que quiere. Puede usar tácticas como regalarle cosas en los juegos online, o contarle mentiras para que el/la menor tenga la sensación de que se ha ganado su confianza y le sea más fácil confiar en él.

A partir de ahí, el acosador empieza a subir el tono de las conversaciones y a pedir al menor fotografías y vídeos comprometidos. Pueden tardan varios meses en pedirlas, o lanzarse el mismo día que se acaban de conocer y enviar fotos de otras personas como cebo. Una vez conseguido este material, ya puede empezar a chantajearle hasta que lo/a tiene sometido/a y puede conseguir lo que quiera. El punto álgido se produce cuando el pederasta pide un encuentro real con el niño/a o adolescente.

Muchas veces los/as adolescentes no saben con quién están hablando hasta que se los encuentran cara a cara. Es habitual que el pederasta le diga a la víctima que no va a poder ir al encuentro pero que va a ir su hermano a recogerle, de esa forma la víctima no sospecha hasta que es demasiado tarde.

En 2017 se detectaron 285 casos de grooming, un 31% más que cuando empezaron a recogerse datos en 2013, según datos del Ministerio del Interior.

Mobirise

Las mismas aptitudes tradicionales de control en las parejas, son las que han pasado al mundo digital

No pases por ello, toma el control

Cómo prevenir el Grooming:

Antes de nada, lo fundamental y primordial es que expliques a tu hijo cuáles son los peligros de internet y mostrarle que no hay forma de saber con quién estamos hablando en internet si no le conocemos en la vida real.
 
Unos buenos consejos que les puedes dar son:

  1. No quedes con gente que has conocido en internet, pero si lo haces nunca vayas solo/a y siempre queda en un lugar público.
  2. Habla con ellos y comunícate.
  3. Valora si tiene la edad y madurez necesarias para disponer de un móvil propio. La edad recomendada para usar un Smartphone es de 14 a 16 años, y la edad mínima para usar las redes sociales varía entre 14 y 16 dependiendo la red.
  4. Establece unos hábitos de navegación seguros. Acordar unas normas de uso de Internet en casa favorecerá su responsabilidad y su seguridad al conectarse. Debemos establecer unos horarios de uso y cuál será el lugar para usar esos dispositivos, procurando que sean espacios comunes.
  5. Ayúdales a extremar la precaución al conversar online. Para los menores, un desconocido puede dejar de serlo si ya han hablado un par de veces por Internet. Puede incluso que el atacante sea una persona que sí conocen en persona. Por ello, en cualquier conversación online debemos ser cautos a la hora de compartir información privada y mantenernos alerta: no todo es lo que parece.
  6. Evitar prácticas de riesgo. En Internet es bastante fácil que alguien se haga pasar por quien no es. Por ello, es recomendable evitar prácticas como el sexting, así como no contactar o quedar con personas a las que no conocemos en persona. Siempre que alguien proponga un encuentro, comunicárselo a un adulto de confianza.
  7. Ser conscientes del uso que hacen de la cámara del móvil o WebCam. Es necesario plantearnos si son suficientemente maduros para tener su propio móvil o dispositivo, con la responsabilidad que eso conlleva. Enviar fotos o realizar videollamadas es un riesgo sobre el que no siempre reflexionan, pueden producir un contenido comprometedor o íntimo sin que ellos sean conscientes de ello. Mientras no se estén usando, las cámaras deben estar tapadas, y sólo utilizarse de forma meditada y con precaución.
  8. Comunicación y sensibilización. Hablar con naturalidad del amor y la sexualidad les ayudará a diferenciar las relaciones saludables de las que no lo son. Deben conocer con claridad cómo ocurre una situación de grooming y sus consecuencias para saber cómo protegerse. Además, una buena comunicación nos permitirá conocer sus hábitos en Internet y sus amistades online. Frente a un problema, podrán acudir a nosotros o a un adulto de referencia con el que se sientan cómodos.
  9. Acompañamiento y supervisión. El acceso de los menores a Internet debe ser progresivo y contar con el respaldo de un adulto, para que aprendan poco a poco cómo utilizar las nuevas tecnologías de forma segura y responsable. Para los más pequeños, podemos además instalar en los dispositivos, para limitar su uso y supervisar su actividad.
  10. Mantén la calma. Apoya a tu hijo y no le eches la culpa de lo que ha sucedido. Fomenta la comunicación y ten una actitud conciliadora. Tiene que notar tu apoyo, que le vas a proteger y cuidar para que esté bien y no tenga problemas. Que sienta que pueden acudir a ti incluso si ha hecho una estupidez. Es probable que sienta vergüenza y culpabilidad a la hora de contarlo.
  11. Investiga sobre qué ha sucedido, pero no contactes con el groomer ni borres información. Conserva capturas de pantalla, mensajes de chat y conversaciones, serán útiles para presentar una denuncia.
  12. No aceptes ningún chantaje y denuncia la situación. Los profesionales te indicarán qué tienes que hacer.
  13. Busca ayuda psicológica para tu hijo, y si es necesario, también para ti. No menosprecios las consecuencias de esa situación tan estresante.
  14. Si sientes que tu hijo/a no te escucha cuando le hablas sobre estos temas, puedes apoyarte en un familiar o amigo de la familia en el que el/la menor confíe para que hable con ellos, no estás solo/a.

Herramientas y más información

Línea de ayuda en ciberseguridad. Servicio gratuito y confidencial. 

ver

Guía de mediación parental del Instituto Nacional de Ciberseguridad

ver

Fundación Anar

ver

Macsonrisas

ver

Reportar a un usuario abusivo en Twitter

ver

Herramientas de Facebook para enfrentarse a las conductas abusivas

ver

Concienciando desde las aulas


Desde Fundación Vital hemos puesto en marcha un programa de educación digital dirigido a los centros educativos alaveses. ‘Toma el control’ servirá para que el alumnado, sus familiares y el profesorado reciban una sesión que les ponga en aviso sobre las principales amenazas que nos encontramos hoy en la red. También servirá para conocer formas para prevenirlas y darle la vuelta a la situación. 

Toma el control sobre...

Mobirise

Violencia

Violencia en la pareja a través del control en el mundo digital.

Mobirise

Sexting

Intercambio de mensajes o contenido de tipo sexual.

Mobirise

Grooming

Acercamiento sexual de adultos hacia menores.

Mobirise

Acoso digital

Acoso de forma continuada a través de la red.

Mobirise

Otras amenazas

Sobreexposición, haters, trolls, linchamiento, suplantación de identidad, reputación, seinformación....

© Copyright 2019 Fundación Vital Fundazioa